Hayward Williams


La avispada crítica estadounidense, la primera en tener noticia de la propuesta de este joven cantautor afincado en Milwaukee, amenaza con agotar los elogios y su capacidad para dar con superlativos rimbobantes con los que definir la propuesta de un Hayward Williams que en Another Sailor’s Dream demuestra estar en un difícilmente repetible estado de gracia. En su propuesta hay poco de inesperado y mucho de delicioso clasicismo bien asimilado, y regurgitado en una fórmula que no requiere del factor sorpresa para encandilar. Guitarras, pianos, dobros, armónica y banjos accionados en la compañía que ofrecen sus lugartenientes Peter Mulvey y Dan McMahon, letras que denotan un ácido sentido del humor, gusto por lo poético e inteligencia a radudales, una voz capaz de evocar ternura y delicadeza pero también de presentarse con unas rugosidades absolutamente impropias de la juventud de un muchacho que a duras penas supera la veintena, una cierta querencia por el soul y un vivísimo respeto (que no esclavitud) por los estándares del folk, el blues y el country. Con esos argumentos se presenta en sociedad un nuevo trobador de praderas infinitas y amores rotos. Uno que ha creado un disco a situar muy cerca de ese selecto rincón de su estantería que todo el mundo debiera tener reservado a las obras de Ray LaMontagne o los primeros Wilco.

Noticia sacada de Buffalo Mail.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: