Rockin’ all over the world.


Mi idea era meter una encuesta para que votarais la mejor versión… si es que sois capaces, porque a mí elegir entre dos pedazos de cielo me cuesta horrores. Pero como soy medio lerdo con esto del teclado pues nada, quien quiera dar su opinión que lo haga en un comentario.

Salud y a disfrutar del buen Rock and Roll.

Status Quo

John Fogerty

http://youtube.com/watch?v=slJKIXQgnwI%5D

2 comentarios

  1. Este mes que dejamos atrás como otro cualquiera, melancólicamente, se reunieron por última vez (por desgracia) cuatro viejas calaveras roqueras para darnos un último mensaje, un último suspiro, su último aliento.

    Esa noche quedó el cielo en penumbra, como la sociedad lúgubre que se atañe sobre nuestros corazones, y como si de una bocanada de aire fresco entre tanto oscuro viento corrompido y viciado se tratara, esas estrellas terrenales, nos trataron de transmitir su mayor y mejor consejo, quizás de algún modo ese fuera su último cartucho. Era un mensaje de ilusión, de esperanza, de orgullo y valentía revolucionaria, Apostad por el Rock ‘n’ Roll.

    La catarsis de una banda consagrada y reafirmada con el paso inquebrantable de los años, reencontrándose con su mas tierna juventud, aquella de nobles y humildes fines inocentes, de inquietudes y conciencias inconformes que creían poder cambiar el mundo de algún modo, luchando en contra de las injusticias que encontraban a su paso, quedaba en tan sólo eso, en un deseo, en un consejo, al fin y al cabo en una apuesta.

    Ahora bien, ¿que querían transmitirnos con este, a priori, sencillo, simple y banal mensaje? Os diré lo que pienso, bajo mi humilde opinión, que no es otra que la de un revolucionario, amante de lo puro, de lo genuino y sano, del romanticismo que supone ser fiel a unos principios, a una escala de valores y a un sacrificio de entrega y lucha por una empresa mayor. He querido referirme al último concierto de ciertos “héroes” legendarios que ya no volverán, pero continuamente, a lo largo de los años, yendo nuestro amado país a la vanguardia muchas veces de este estilo, ( que afán de buscar mas allá siempre lo que esconden nuestros recónditos lugares y nuestros olvidados ancestros) hemos podido ser cómplices de una revolución, en este caso musical (o quizás no del todo) con un sin fin de contribuyentes anónimos que con tesón y entrega se empeñaban en convertirse en el último reducto contra lo sintético, lo artificial, el capitalismo exacerbado que impera en nuestros días, teñido con tintes infectos de materialismo, superficialismo con el único afán del consumista, con la única ambición que la del podrido dinero, dejando a un lado olvidada la síntesis y la esencia natural del fin y objetivo primario con el que se creó la música: transmitir un mensaje, un sentimiento.

    Empecemos por el principio, para todos aquellos que no conozcáis mas que el cliché con el que han definido siempre al Rock and Roll, mas allá de un mero estereotipo o una idea preconcebida llena de prejuicios sobre el “Sexo, drogas y rock and roll”, intentaré en la medida que me sea posible de algún modo, plasmar parcamente con palabras lo que alguno sólo entendemos con sentimientos, gestos, acciones, y de vez en cuando con acordes y decibelios.

    Quizás, esa frase de “sexo, drogas y rock’n’roll” no es más que el resultado comercial de una imagen rebelde, inconformista y revolucionaria, en contra de lo establecido, por el mero echo de que representa lo que podríamos denominar “tabú” todavía a día de hoy. Pero el rock va mas allá de una imagen corporativa o un eslogan comercial, el rock es actitud, es una forma de vida, es sentimentalismo ataviado con una estética y con una forma de ser, de ver el mundo, de vivir en esta jungla de hormigón.

    Es un modo de no conformarse, de no resignarse a lo que te imponen y se implanta a día de hoy, de animarte a pensar por ti mismo y ser diferente a un borrego más en una sociedad pasiva, conformista y prefabricada, a convertirte en ese lobo que lucha por sobrevivir en un entorno hostil bajo su carácter y su idiosincrasia. Es el intentar cambiar la manera de ver las cosas por medio de melodías, notas y acordes, por medio de una voz desgarrada a modo de grito revolucionario, de una batalla contra lo que se nos asigna, cambiando los tambores y cuernos de guerra por baterías, saxos y trompetas, espadas por guitarras.

    Es intentar recuperar y fomentar valores perdidos con el paso del tiempo, que imperaban en otras épocas, y que a día de hoy están exentos entre las virtudes de nuestros jóvenes, ajenos a una realidad emponzoñada. Valores como la lealtad, la fraternidad, la diversión sana, el compañerismo, la familia, la pareja, la lucha por la superación, la honradez, la humildad, la imagen del trabajador que lucha por dar una vida mejor a sus hijos.

    Quizás todo esto, este ansia nostálgico de recuperar la condición del hombre luchador y con buen fondo, ese paréntesis de libertad que sientes al escuchar un tema de los rolling entre tanto reggeaton, ese hervir la sangre que te produce asistir a un concierto en directo, esos vellos erizados al llorar con una balada romántica, esa canción que disfrutas con tus gentes, con tus amigos, haciéndote estremecer por dentro en cualquier lugar, sea para mí el rock and roll, éste era el mensaje que aquellos señores nos quisieron transmitir, inculcarnos el ímpetu de no perecer, de no desistir, de ser inasequibles al desaliento y seguir luchando, seguir perpetuando ese sueño en que todos nos hemos visto sumergidos alguna vez allí donde se para el tiempo, donde no existe el miedo ni la injusticia, el sufrimiento o la falsedad, seguir luchando en el contexto y la coyuntura hipócrita y cínica de nuestro tiempo a golpes de rock and roll.

    Es el local viejo y cochambroso frente las grandes multinacionales, esas noches de tabaco, cuero, mujeres y hormigón en un viejo bareto de tu barrio frente a los festivales musicales impersonales y fríos, ese abrazo de un fiel amigo tomándote una copa en la barra de un bar bajo los cálidos compases de una armónica frente a las amistades cibernéticas…. Quizás todo esto sea la sonrisa de un niño inocente frente a tanta mentira, quizás esto sea, la esencia del Rock and Roll.

    Hasta aquí las reflexiones de lo que probablemente sea un loco enamorado ajeno a su tiempo, un loco sí, pero con elegancia…

    “Ponme fuera del alcance del bostezo universal, nos veremos en el exilio o en una celda”.

    FDO: Un patillas tachado de nihilista que conociste en madrid hace no mucho.

  2. Buenas Rocketón. Yo me quedo con la de John Fogerty, tiene más garra, aunque como bien dices no es fácil elegir entre dos cosas que te gustan, pero ya puestos…

    ¡Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: