Woodstock 69. La madre de todos los festivales (I)

El Festival que se celebró en Woodstock entre los días 15, 16 y 17 de agosto de 1969, no fue el primer gran Festival de música que se realizaba pero, sin duda, es el que quedará en los anales de la historia como el más grande e influyente.

De hecho cuando se rememora Woodstock, la conciencia va más allá de las guitarras que sonaron, de los grupos que pasaron o de los cientos de miles de personas que se congregaron. Woodstock trae a la mente, probablemente, la última gran escena colectiva de esperanza y sueño en un mundo diferente.

Quizá convenga repasar algunos hechos de la época.

El año anterior, 1968, conoce una serie de movilizaciones sociales sin parangón. Desde Ciudad de México, donde poco antes de los Juegos Olímpicos, una masacre de obreros y estudiantes recordaba que los amos del mundo no se detienen ante nada, hasta París y su efímera utopía de autogestión y democracia radical, pasando por Praga y su primavera desflorada o por una Italia en la que latían de forma visceral los dos extremos del arco político.

En los USA la cosa no estaba menos movida. Ese 1969 la CIA entra a saco contra los Panteras Negras llevándose por delante a sus principales dirigentes. A sangre y fuego. Sin cortarse ni una.

La Guerra de Vietnam, que se prolongaba desde finales de la década anterior, es fuertemente contestada entre la juventud estadounidense. Además, los veteranos que regresan y cuentan lo que allí sucede, a menudo reciben la incomprensión de una sociedad que no quería creer lo que sus militares estaban haciendo en el otro extremo del mundo.

Por último y no menos importante e íntimamente relacionado con todo lo anterior, hay que recordar a los hippies. Durante los últimos años 60’s surge este movimiento contracultural que habla de amor libre, paz, respeto a la naturaleza, derechos humanos, etc. La música fue el aglutinante perfecto para la extensión de los hippies. Y viceversa, sin este movimiento no se explicaría todo lo que musicalmente se hizo en aquella época.

El Festival de Woodstock parte, cómo no, de la idea de dos jóvenes hippies, Michael Lang y Artie Kornfield.

Lang había sido productor del Miami Pop Festival y manáger de un grupo llamdo Train. Por su parte Kornfield era Vicepresidente de Capitol Records. Se conocen por el interés del primero para que la discográfica fichase a su grupo y rápidamente surge la afinidad. En sus elucubracioens entre canutos, imaginan un Festival inmenso en la zona de Woodstock, lugar relativamente próximo a New York adonde se habían trasladado buena parte de los músicos del momento buscando la vuelta a los orígenes y la naturaleza. Jimi Hendrix, Janis Joplin, Bob Dylan, The Band, todos se habían instalado por la zona.

Tras contactar con dos jóvenes que parecían tener el dinero por castigo, John Roberts y Joel Rosenman, la cosa va cogiendo forma.

Como no podía ser menos, las dificultades surgieron desde el primer momento.

La ubicación original, Walkill, tuvo que ser descartada ante la animadversión de los lugareños que llegaron a amenazar de muerte al propietario de las tierras que se habían alquilado para el Festival. La idea de tener a medio millón de hippies en sus lindes durante tres días, no cuajó entre la población.

Finalmente se hizo en las tierras de un productor de leche y queso, Max Yasgur, quien vio como sus productos fueron boicoteados por ceder sus terrenos.

¿Y los grupos? Para captar  a los músicos pusieron anuncios en las revistas de vanguardia del momento y, contando como contaban con dinero de sobra, no fue complicado traer a la plana mayor de la música.

Éste es el impresionante cartel del Festival que aparece en la filmación:

Richie Havens Canned Heat

Joan Báez The Who

Sha- Na- Na Joe Cocker & The Greased Band

Country Joe & The Fish Arlo Guthrie

Crosby, Stills & Nash Ten years after

Jefferson Airplne Santana

Sly & The Family Stone Janis Joplin

Jimi Hendrix

Como anticipo a las grabaciones del documental, Woodstock, 3 días de Paz y Música, dejo dos vídeos de la actuación de la Creedence que no quedan reflejadas en la película y otros tantos de The Band.

Creedence Clearwater Revival in Woodstock

Creedence Clearwater Revival in Woodstock

The Band in Woodstock. Tears of rage

The Band in Woodstock. The Wheight

Anuncios

Festival Express

Recojo el testigo de Rockland que en su post de hoy nos deja la versión de “Voodoo chile” de Hendrix en el mítico Festival de Woodstock en el verano del 69.

Festival Express es el documental que se hizo en el año 2003 sobre el Transcontinental Pop Festival.  A diferencia de otros grandes festivales de la época, la particularidad del Transcontinental era su carácter itinerante.

Este documental se nutre, además de actuaciones en directo, de las imágenes filmadas en el tren que transportaba a buena parte de los participantes de este tour por tierras canadienses.

Son míticas las jam sesion entre The Band, Grateful Dead y Janis Joplin. Y mítico también es el pedo que llevaban todos ellos.

De todas las bandas que estuvieron presentes ese 1970 en el Transcontinental dejan de aparecer en la filmación, por diversos motivos Mountain, Tom Rush, Traffic, Ten years after, Seatrain y Sha Na Na.

Quienes sí aparecen, para mayor gozo nuestro son:

The Band.

Grateful Dead.

Janis Joplin.

Flying Burrito Brothers.

Buddy Guy.

Ian and Sylvia con Great Speckled Bird.

Mashmakhan.

The Band. Cuando no valen las etiquetas

The Band

Mientras veo el partido de las chicas del basket nacional, que por cierto le están dando un repasito de olé a las neozelandesas, he estado repasando viejas páginas del Rocketón y me ha sorprendido que la primera y única entrada dedicada a The Band, se remonta a septiembre del año pasado.

Siendo como es uno de mis grupos de cabecera, esto hay que apañarlo; como decía la maru del Fairy “una solución quiero”.

Realmente es complicado definir musicalmente a The Band, más allá del genérico Rock and Roll o Country Rock y eso porque, así como se suele decir que cuando un guitarrista es capaz de desenvolverse con soltura en el Jazz puede manejarse tranquilamente en el resto de géneros, cuando un grupo es capaz de componer con la creatividad, libertad y acierto de The Band es que es capaz de hacer cualquier cosa y siempre buena, of course.

Buena parte de sus composiciones no se salen del patrón clásico del blues, sin embargo el ritmo, los tiempos y las melodías alcanzan una dimensión extraña que es lo que les da ese carácter tan especial.

La verdad es que me cuesta transcribir los sentimientos que The Band me genera y mucho menos soy capaz de encontrar qué razón musical explicaría la particularidad de este grupo que ha sido reivindicado por grandes de la música; así que dejo para vuestros oídos rockeros una muestra de lo que estos cinco tipos nos han legado.

VIDEOS

The Band. It makes no difference

The Band. The night they drove Old Dixie Down

The Band. I sall be released

The Band. Forever young

The Band. Up on Cripple Creek

Made in Spain (but i like it). 69 revoluciones

Extraído de su myspace

La historia de 69 Revoluciones se remonta mucho tiempo atrás pero, realmente, todo empieza hace 5 años. A las cenizas de una banda madrileña llamada Maldeojo a la que pertenecían Teo Fernandez(voz), Santiago Ruiz(guitarra) y Edu Jerez (bajo) se unen Javi Planeyes (Batería) y un año mas tarde Gabriel Poza (guitarra) sustituyendo a Manu Nuñez hoy bajista de Los Chicos. Juntos conforman un combo explosivo en todas sus facetas, comienzan su andadura con algunos temas del viejo grupo Maldeojo encaminados a un rock de raices americanas. Sin embargo los nuevos fichajes empiezan a dejar su huella endureciendo el sonido que es rematado con la adhesión al grupo de Iñigo Uribe (Teclados). Juntos machacan Madrid a conciencia y pronto empiezan a girar por toda España plantando semillas de rockandroll allí donde van. Durante este periodo conocen a Manolo Mené quien produce su primer elepé 69Revoluciones ( 2005 BetterDays) del que se venden casi 2000 copias sin apenas promoción y exhiben ese trabajo girando con Lunáticos y sobre todo con La Fuga, teloneando a grupos de lo mas variopinto y haciendo garitos sin parar. Cansados de tanto ajetreo vivido durante casi dos años deciden tomarse un tiempo en el que madurar nuevas ideas. En estas sesiones de local afloran nuevos horizontes sonoros cercanos al garaje, al rocabilly, al brit, al rock californiano mas potente combinados con resquicios de esas raices americanas que cada vez son mas profundas, creando algo nuevo dentro del panorama rockero cantado en español. Hoy con la bolsa llena de canciones sorprendentes buscan como sacarlas y mostrarlas a esos oidos inquietos que aún existen en este pais…

69 revoluciones. Dime

69 revoluciones. Compañeros de viaje

69 revoluciones y Santi Campillo. Donde el río hierve

69 revoluciones. The Weight (The band)

69 revoluciones. Stone cold fever (Hunble Pie)

The Band with the Staple Singers. The weight.